La percepción que los ciudadanos tienen sobre los Vigilantes de Seguridad ha mejorado en los últimos años






En un resumen del estudio sociológico sobre la percepción de la Seguridad Privada en España, editado por Aproser, se puede sacar la conclusión que la percepción que los ciudadanos tienen sobre los Vigilantes de Seguridad ha mejorado en los últimos años.

Sobre la valoración que la ciudadanía tiene de los Vigilantes de Seguridad, el 62% tiene una valoración positiva en comparación con el 5% que tiene una valoración negativa, considerando el 75%  que estos profesionales son necesarios y el 71% indica que contribuye en aumentar la seguridad ciudadana.

En cuanto a la protección jurídica, el 53% considera que la ley no protege lo suficiente a los Vigilantes, y el mismo porcentaje señala que la ley protege más al delincuente, siendo el 42% quienes identifica a estos profesionales como una figura de autoridad.

Respecto a que si es una profesión dura, el 66% indica que la profesión es dura y el 64% indica que está poco valorada. El 52% es consciente que estos profesionales complementan la labor de la policía y guardia civil.
Referente al reconocimiento social, el 73% cree que la profesión de vigilante de seguridad no tiene el reconocimiento social adecuado.


Demanda de más presencia de Seguridad Privada

El 64% demanda más presencia de Seguridad Privada en calles y zonas comerciales, y según datos europeos, no hay suficientes vigilantes por habitante en España (1 vigilante cada 600 habitantes). Para acercar el número a la media europea debería de haber 1 vigilante por cada 250 habitantes.

Sobre las nuevas tecnologías no se prevé que estas acaben sustituyendo a los Vigilantes de Seguridad.


Contratación de Seguridad Privada

En cuanto al precio en la contratación de Seguridad Privada, el 74% de los ciudadanos cree que un servicio de seguridad privada no debería contratarse exclusivamente por el precio ofertado, y sobre los criterios de contratación de Seguridad Privada, el 73% cree que en la contratación deben tenerse en cuenta las condiciones laborales de los trabajadores, y el 72% considera que debe constatarse la experiencia del proveedor que presta el servicio.
Sobre la responsabilidades en el servicio de Seguridad Privada únicamente el 5% opina que debería ser la nueva compañía de seguridad la que asumiera las responsabilidades de la anterior empresa en caso de deficiencia del servicio.
Referente al tratamiento por parte de la Administración, el 57% considera que el sector debería de contar con un tratamiento positivo diferenciado por parte de la Administración, en atención a su papel complementario de la Seguridad Pública.


El estudio refleja que la Seguridad Privada es un sector generador de empleo en cualquier tramo de edad y proporciona trabajo a más de 100.000 profesionales (90% con contrato indefinido)






No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.